Por favor ingresa o regístrate. 27 de Junio de 2019, 09:08:57 am

Autor Tema: VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL  (Leído 5432 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Iñaki el Bueno

  • En rodaje
  • **
  • Mensajes: 32
  • LLegar a ITAKA es mi destino
VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« en: 02 de Febrero de 2014, 08:55:28 pm »
VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL

Aunque el viaje lo inicié en Gijón pasando por Madrid, solo haré el relato de mi estancia por Portugal a donde entré por la zona de Ciudad Rodrigo que tiene su correspondiente portugués en Vilar do Formoso que pertenece a la  provincia de Beira alta.
Mi idea es ir siempre por carreteras secundarias y me apoyo en mapas regionales de Michelín a escala 1/300.000 en edición de 2008 muy buenos y precisos.
Mi primera parada es en GUARDA, una ciudad de 24000 habitantes, situada en una loma a 1050m de altitud. La parte vieja está en lo más alto y merece la pena una visita, aunque sea corta, para ver su imponente catedral gótica y sus viejas mansiones del siglo XVI al XVIII situadas alrededor del núcleo central que es la plaza de Camoens.


Tras una rápida comida en la misma plaza, salgo hacia MANTEIGAS que, según dicen, es la población más pintoresca de la Sierra de la Estrela y que está situada al final del Vale de Zêzere: un valle glaciar lleno de pinos y praderas que va ascendiendo hasta el Pico Torre (1993m). Busqué un hotel para descargar las maletas y darme una duchita. Tras explicar al chico del hotel (hablaba en perfecto español) lo que iba a hacer mañana, me aconsejó que, hoy, podría subir el valle de Zêzere y visitar el Pozo del Infierno y de esta manera dejar para mañana el recorrido circular por los pueblos más altos de la Serra.
La subida por el valle era increíble. El tiempo era muy bueno y circular sin maletas me daba alas, al término del valle se ven unas formaciones rocosas muy grandes coronadas por El Torre que es el pico más alto de Portugal, y, justo arriba, me encontré con un grupo de policías GNR, el equivalente a la Guardia Civil de España, les enseñé lo que quería hacer mañana y les pregunté si para ir al Pozo del Infierno tenía que bajar de nuevo a Manteigas desde donde se coge la carretera o me podía meter por una pista que salía desde allí mismo. Me dijeron que sí, aunque no estaba asfaltado y que eran unos 10 Kms. Joder con los guardias, creí que se me desarmaba la moto y eso que iba sin maletas, sufrí un montón por la RT, aunque el paisaje era espectacular y mereció la pena; pues,  cuando llegué al Pozo del Infierno las cascadas y el paisaje eran muy bonitos.




Después de un buen rato, bajé de nuevo a Manteigas para visitar el pueblo. Es precioso y con calles empedradas y pequeñas que, en un principio, me asustaban un poco; pero que ha sido la tónica de todos los pueblos por los que he pasado y a los que he terminado por acostumbrarme. Hay que reconocer que resulta peligroso, sobre todo si está mojado, pues resbala mucho.
A las 8,00 de la mañana ya estaba esperando que abriesen el comedor para desayunar y empezar la ruta, me había propuesto tomarme el viaje con mucha tranquilidad, y ese era el principal reto de este viaje en solitario, pero algo no funciona bien en mi interior y siempre parece que llevo prisa.
El tiempo atmosférico estaba cambiando y nada más salir de Manteigas empezó a llover. A medida que ascendía, a la lluvia le acompañaba la niebla y un viento muy fuerte. Si hubiese adivinado lo que me esperaba, hubiese dado la vuelta de inmediato; pero no soy de los que suele retroceder y me metí en la boca del lobo hasta unos extremos de auténtica osadía. La cúpula se empañó, la visera del casco también y mis gafas de ver, lo mismo: no veía nada y cada vez la cosa se ponía peor. Paré un momento en Sabugueiro, que es la población más elevada de la Serra, y aproveché para calentarme, tomar un café y limpiar toda la cristalería. Pensé que lo peor ya estaba pasado; pero, cuan equivocado estaba, aún me quedaba pasar el puerto que me llevaría al Pico Torre y luego bajar hacia Covilha. Según subía, la lluvia se convirtió en nieve y, como no veía nada, al llevar la visera subida, la nieve me pegaba en la cara produciéndome un dolor insoportable. No me voy a alargar más para explicar estos padecimientos; pero, resumiendo, decir que pasé  mucho miedo, fue muy frustrante, pues no vi nada de nada y parece ser que los paisajes son espectaculares y, cuando llegué a Covelha, sentía que me había metido en una piscina.
Dado que el tiempo parecía que mejoraba, ni siquiera paré para secarme, pues con el viento, la ropa se seca enseguida, y de esta manera emprendí camino a SORTELHA, que es la más antigua de una sucesión de fortalezas que  protegían la frontera desde Guarda hasta Covilha.
SORTELHA está situada en un promontorio rocoso y su castillo fortificado data del siglo XII Está al borde de un acantilado vertical. Construido en tiempo de los árabes sigue siendo una fascinante combinación de casitas de piedra, callejuelas adoquinadas y muy inclinadas y minúsculos huertos. Actualmente solo hay un puñado de residentes que vivan de forma permanente por lo que el silencio es sobrecogedor. Desde arriba de las murallas se ve un paisaje precioso con valles profundos y picos de roca granítica.


Resulta fascinante caminar sobre piedras y murallas que tienen más de 700 años de historia, y, cuesta pensar cómo podían vivir allí siempre a merced del viento, el frío y la lluvia sin los medios que tenemos ahora para combatirlos.
Tras Sortelha, cojo rumbo sur por carreteras secundarias llenas de encanto y con un firme muy bueno hasta MONTSANTO, una población de sólo 200 habitantes situado en un monte muy rocoso que se alza por encima de las llanuras de la Beira Baxa. Sus casitas de piedras parecen surgir de la misma montaña y aún más alto que ellas, se alza una escarpada fortaleza algunas de cuyas partes son anteriores a la llegada de los árabes. Cuesta verdadero esfuerzo llegar hasta el castillo pues sus callecitas empedradas están totalmente empinadas. Las pasé canutas, hacía mucho calor, y llevaba el casco, la bolsa sobredepósito, las botas moteras tan incómodas para andar y el traje de cordura, no es de extrañar las caras que ponían algunos turistas al cruzarse conmigo y más de uno, pensaría tal vez, que era un caballero medieval que bajaba del castillo.



De nuevo rumbo sur hasta otra extraordinaria población, IDANHA-A-VELHA, metida en un valle repleto de granjas y olivares. Fue fundada por los romanos pudiéndose ver todavía las murallas que definen el pueblo. Fueron sin embargo los visigodos los que le dieron su máximo apogeo, llegando incluso a construir una catedral; dicen también, que el famoso rey visigodo Wamba nació en esta ciudad. Después de los visigodos llegaron los árabes y de la catedral hicieron una mezquita. Luego los templarios en el siglo XII, echaron a los árabes y construyeron una imponente torre del homenaje y al final de todo; en el siglo XV, una plaga acabó con casi toda la población; y, los que quedaron, marcharon 30 Kms. más al sur fundado IDANHA-A-NOVA,  motivo por lo cual dejaron la ciudad casi intacta; siendo en la actualidad, una población agrícola y ganadera que viven en medio de ruinas, romanas, visigodas y medievales.




Me llamó mucho la atención el Lagar de Varas que es un molino de aceite tradicional con un ingenioso mecanismo de prensa formado por enormes troncos con su raíz incluida.
De Idanha-a-Vela, otra vez rumbo sur, hacia la última etapa del día , ¡vaya lugar!, había oído que era espectacular pero a medida que iba acercándome no pensé que podría acceder por esa cresta rocosa, poco a poco ascendía y cuando pasé por la Puerta de Rodao a través de un arco, sentí que me sumergía de lleno en otra época.




Como de costumbre tiré por entre sus calles empedradas estrechísimas y de doble sentido (asusta un poco) subiendo hasta la base del castillo. Observando las casas, algunas de una antigüedad que no sé cómo están aún en pie y pensando también cómo podrían vivir en el siglo IX  cuando el emir Ibn Maruán (de aquí deriva el nombre del pueblo) se retira a vivir. Fue el primer señor del pueblo hasta que los cristianos se lo arrebatan en 1160, estando continuamente en guerras, de hecho prácticamente los únicos habitantes eran soldados y refugiados a los que concedían ciertos privilegios para que se quedaran. Su pico demográfico lo alcanzó en el siglo XVI; pero, como no paraban de estar en guerra hasta 1883 en que los liberales entraron por la puerta de la traición (única vez que Marvao fue tomada), la población fue disminuyendo y actualmente sólo hay 185 habitantes residentes intramuros que viven muy confortablemente gracias al turismo.
Hay muchas cosas que ver en Marvao además de sus calles y paisajes (se ven los pueblos limítrofes de España, Valencia de Alcántara y muchos otros), pero como yo quería no entretenerme demasiado, opté por callejear todo el pueblo y, al día siguiente muy tempranito, visitar el Castillo que ya por sí solo merece la parada en Marvao. ¡Pedazo de castillo! Y que bien conservado está para ser del siglo XIII, la vista desde sus almenas es asombrosa así como el frío que hacia a pesar de que era un día soleado, pensé en los pobres soldados pues yo iba vestido de motero y estaba heladito del todo.
Tanto dormir, como cenar fue muy bueno y nada caro, y por supuesto, no tuve problemas a pesar de ir sin haber reservado nada.
Después de visitar el castillo me preparé para la salida y ¡oh sorpresa!, veo en un aparcamiento unas cuantas BMWs: RT, LT e incluso una GS eran españoles y de varios sitios pues alguno era de Mallorca, otro de Zaragoza. Miré alrededor pero no vi a nadie (era muy temprano) y tras hacer una foto me encaminé al siguiente objetivo; CASTELO DE VIDE  a 15 Kms de Marvao.
Es un pueblo muy bonito con unas zonas muy diferenciadas, en el centro del pueblo bordeadas por una gran iglesia y luego la zona de la judiaria (barrio judío) con sinagoga incluida y el castillo por el que se accede a través de unas callejuelas muy inclinadas y empedradas (las pasé canutas para subir) y la verdad que me decepcionó un poco pues en su interior aún vive gente y daba un aspecto un poco sucio a pesar de lo bonito que era y de sus magníficas vistas sobre el pueblo y de sus colinas y valles llenos de olivos.




De mala manera logré dar la vuelta a la moto y bajé con más miedo que vergüenza por esas callecitas empedradas y en algunos casos con verdín pensando que en cualquier momento me la pegaba. Afortunadamente no fue así y al llegar abajo me tomé un desayuno de esos de cuchillo y tenedor que me dejó como nuevo y dispuesto a seguir ruta pues hoy, me había puesto un objetivo demasiado largo y aunque no quería ser un “cagaprisas” (la verdad es que no logro corregirme y soy un esclavo del reloj, tengo que aprender a tomarme las cosas con calma, pero no lo logro demasiado).
Sin prisas pero sin pausa, llego a ÉVORA pasando sin pena ni gloria por Portalegre, Estremoz, Evoramente y otros lugares que de no ser tan neura me hubiese parado a visitarlos.
ÉVORA es una de las ciudades medievales mejor conservadas. Su punto de referencia es la Plaza de Giraldo, que además de bonita está muy concurrida con cantidad de terrazas y turistas de todos los países, en torno a ella salen callejuelas estrechitas con mucho encanto y a poco que andes te vas encontrando con obras arquitectónicas impresionantes como su gran catedral medieval o las columnas de un templo romano.


Como todas las poblaciones por la que he pasado, Évora está cargada de historia comenzando por un asentamiento celta que ya existía antes de que llegaran los romanos en el año 59 a.C. Luego vinieron los visigodos, después los árabes, luego los cristianos en 1165, y en los siglos XIV a XVI alcanza su máximo apogeo llegando a tener incluso una universidad jesuita. Actualmente a pesar de tener menos población que en la Edad Media cuenta con 56500 habitantes. Es una ciudad que merece ser visitada con cierto relajamiento, lo que ocurre es que yo tenía un cuaderno de ruta muy largo y tras una comida rápida seguí hacia MONSARAZ y sus alrededores donde esperaba encontrar unos restos megalíticos muy interesantes. Como este pueblo está colgado en un monte, decidí primero pasar por TELHEIRO  a 1,5 Kms. donde se encontraban los megalitos del Neolítico llamados Cromeleque do Xerez formando un circulo dentro del cual hay un menhir fálico de 7 toneladas y que en realidad están transplantados en el convento de Orada ya que cuando construyeron el embalse de Alqueva (dicen que el más grande de Europa); si no los hubiesen transportado, estarían anegados por el agua. También vi otro gran Menhir llamado de Bulhoa del que dicen que también representa un gran falo.



Tras sacar unas fotos y ver el impresionante convento de Orada donde, por cierto, hay posibilidad de alojamiento, me dispuse a subir a MONSARAZ, otro pueblo fortaleza encaramado en las alturas con unas vistas preciosas del embalse de Alqueva y con un paisaje lleno de olivos. Llama la atención el castillo donde en su interior hay una plaza de toros que parece ser, está activa haciendo corridas regularmente, lo más bonito son las vistas pues, desde sus almenas, se ve gran extensión de las llanuras del alto Alentejo.



En un principio pensaba dormir aquí; pero, como aún era pronto, decido poner rumbo a MÉRTOLA, pues parece que es un museo al aire libre y que merece la pena dormir a la ribera del Guadiana.
 Desde luego, aunque estoy disfrutando mucho, por la cantidad de sitios que estoy viendo, desde el punto de vista del reto que me puse al hacer este viaje en solitario, a saber: lograr vencer esa neura permanente que tengo con las prisas, está claro que no lo consigo pues según veo una zona ya estoy pensando en la siguiente, debo tener un chip que no va bien y parece que siempre llevo prisa, lo peor es que cuando voy con gente, mi neura también la pagan los compañeros de viaje, y si no, que se lo digan a Jesús de Cantabria o a Paco de Sevilla, en fin, a lo mejor algún día, logro resolverlo aunque ya me veo un poco mayor para cambiar.
Cojo ruta hacia MÉRTOLA que ya es el Baixo Alentejo. Dicen de ella que es un museo al aire libre y la verdad es, que no defrauda. Encontré un hotel justo en la orilla del Guadiana, muy confortable y tranquilo (35 euros con desayuno) y después de una gran ducha salí al pueblo que tras la procesión quedó sin un alma por las calles. ¿Dónde se había metido la gente que solo media hora antes llenaba el pueblo? En vista del éxito, busqué un sitio para cenar y me retiré pronto para mañana visitarlo con tranquilidad, aunque también tenía previsto intentar llegar a un paraje que leí como excepcional dentro del Parque Natural del Guadiana que se llama Pulo do lobo, aunque no viene ni en el mapa.
A las 8,00 ya estaba desayunando. Luego comienzo la visita  con la ayuda de un gran plano que me facilitó la recepcionista y la verdad es que es muy interesante pues por aquí pasaron fenicios, luego cartaginenses, después los romanos; más tarde, los árabes con mezquita incluida, luego los cristianos de la Orden de Santiago, en fin la historia de siempre, como no había televisión se entretenían a base de mamporrazos. Lo bueno de todo es que, a su paso han ido dejando huellas en forma de construcciones que aún se mantienen en pie y que forman un extraordinario legado cultural. Como colofón y en todo lo alto, el castillo que data del siglo XIII, y que, como curiosidad, decir que se construyó sobre cimientos árabes, que, a su vez, se construyeron sobre el foro romano, y lo mejor, es que de esto hay restos por doquier alrededor del castillo. Este sólo lo pude ver desde fuera ya que estaba cerrado por obras, tampoco pude ver la mezquita por lo mismo, ni el museo islámico pues era lunes y ese día estaba cerrado. ¡Qué suerte la mía!




Me informé en la oficina del parque natural do  Vale do Guadiana, que si estaba abierta, y me explicaron cómo llegar, aunque me avisaron que desde el último pueblo Amendoira era una pista sin asfaltar y sin ningún tipo de señales por lo que podría perderme. En el mapa que llevaba (bastante bueno por cierto), hasta Amendoira lo marcaba como una pista y; de ahí al río Guadiana. no se veía nada. Calculé que serían unos 8 o 9 Kms. por lo que decidí ir a la aventura pues serían unos 30 Kms de ida y otros tantos de vuelta hasta Mértola ya que tendría que volver para seguir posteriormente mi camino hacia el sur para llegar a Ayamonte (final de etapa).
No tuve problemas hasta Amendoira, pues estaba asfaltado; pero luego la pista sí me preocupaba a medida que iba avanzando ya que no parecía terminar nunca y estaba en algunos tramos bastante mal dando tumbos como un loco y pensando en que en cualquier momento las maletas iban a salir disparadas. Tampoco vi un alma y me asustaba un poco la posibilidad de caerme pues no sé, si sería capaz de levantar yo solo la moto con todo el equipaje que llevaba.
Cuando ya vislumbraba que estaba cerca, de repente veo una puerta de entrada a la finca propiedad privada llamada Pulo do Lobo y pensé que tendría que darme la vuelta; pero, afortunadamente, en un cartel en varios idiomas ponía que se podía pasar cerrando la cancela. Una vez entrado en la finca, quedaba 1,5 Kms.; pero se puso fea la cosa pues bajaba la pista de forma muy abrupta y pensé no solo en cómo bajaría sino también si después sería capaz de subirlo; pero, bueno, ya estaba allí y no era cuestión de echarme para atrás.



Mereció la pena pues el paraje era extraordinario y las cascadas impresionantes a pesar de que el Guadiana no bajaba con demasiado caudal, saqué unas fotos y tras caminar un rato por los alrededores cogí camino de vuelta ya que no las tenía todas conmigo.
Llegué sin problemas al asfalto y tras una breve parada en Mértola para tomar un bocadillo de jamón serrano (“sande do presunto” en portugués), cogí rumbo a Ayamonte final de etapa y viaje por Portugal, siendo el puente Internacional sobre el Guadiana, el broche de oro que cierra este periplo en solitario.


Observaciones a modo de conclusión:
Aunque, objetivamente ha sido un fracaso en cuanto a superar esa manía de ir siempre a la carrera, el viaje en sí me ha gustado mucho; pues, a pesar de que  sólo he estado en tres provincias: Las Beiras (alta y baja), El Alentejo (alto y bajo) y algo del Algarve. Portugal tiene un encanto especial, sus ciudades fortaleza son un auténtico patrimonio de la humanidad, y si te gusta un poco la historia, aquí te sumerges de pleno en ella.
También quiero destacar la amabilidad de la gente: en todos los sitios que he estado se han portado formidablemente bien y, en español, te entiende todo el mundo. Además, otra gran ventaja es que no es caro, ni la comida ni el alojamiento y, en caso de tener algún problema, estás de vuelta en España en menos que canta un gallo.
Portugal merece la pena, y aunque ya estuve hace unos cuantos años, ha sido un descubrimiento muy placentero, creo que entre otras cosas, por hacer el recorrido en moto lo que le da un plus aún mayor.

Desconectado Santiagoviedo

  • Motero
  • ***
  • Mensajes: 890
  • Honda XL1000V Varadero
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #1 en: 02 de Febrero de 2014, 09:38:34 pm »
Preciosa crónica y bonito viaje, gracoias por compartir. (Tomo nota de algunos sitios )

Desconectado Fores

  • Imserso Rider
  • Piloto de Moto2
  • ******
  • Mensajes: 5828
  • R 1200 R Cangas de Onís
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #2 en: 02 de Febrero de 2014, 09:41:18 pm »
Me encanta esta foto:



Gracias Iñaki. Nos das muchas pistas para la primavera.  brindar con cerveza....

Desconectado Pablo_Pillarno

  • Que te den el doble de los deseos que tengas para mí...
  • Señor Motero
  • ****
  • Mensajes: 2769
  • AHORA MONTO EUROPEAS TAMBIEN
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #3 en: 02 de Febrero de 2014, 09:54:51 pm »
que guapo!!! preciosos sitios...

gracias....

Desconectado Iñaki el Bueno

  • En rodaje
  • **
  • Mensajes: 32
  • LLegar a ITAKA es mi destino
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #4 en: 02 de Febrero de 2014, 10:03:51 pm »
Me encanta esta foto:



Gracias Iñaki. Nos das muchas pistas para la primavera.  brindar con cerveza....

Hola FORES yo también voy a hacer de nuevo Portugal en primavera. Esta vez será por el norte entrando por Bragança y luego paralelo a Galicia pasando por varios parque naturales(Monteshino y Peneda-Gerés).  LLegaremos a Viana Do Castelo luego Porto y remontaremos el Rio Duero (Douro en portugués) hasta llegar a los Arribes del Duero donde se pasa de un lado a otro de la frontera por pueblos increíblemente bonitos Y después bajaremos hacia la sierra de la Estrela para ver si en esta ocasión puedo verla en todo su esplendor ya que anteriormente solo vi, agua niebla frío y viento. A partir de ahí veremos lo que hacemos en función del tiempo que dispongamos.
En realidad aun no lo tengo preparado como a mi me gusta, y estoy en ello. Te lo digo porque tengo varios mapas y libro de Lonely Planet por si quieres que nos veamos algún día y hablar sobre el tema, quizá podamos darnos ideas y eso siempre es positivo 

Desconectado Rucabe

  • Piloto de Moto GP
  • ********
  • Mensajes: 21752
    • Moto Club Asturias
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #5 en: 03 de Febrero de 2014, 06:45:58 pm »
Buena crónica   217382

Desconectado Fores

  • Imserso Rider
  • Piloto de Moto2
  • ******
  • Mensajes: 5828
  • R 1200 R Cangas de Onís
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #6 en: 03 de Febrero de 2014, 06:52:23 pm »
La verdad es que me pierdo entre tanto mapa. Nunca me he puesto a revisar nada por el poco tiempo que le dedico a las rutas.

Pero siempre hay tiempo para tomar un café y charlar un poco.

Desconectado Varamove

  • En rodaje
  • **
  • Mensajes: 310
  • VIVE EL PRESENTE, YA QUE AHORA PERTENECE AL PASADO
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #7 en: 03 de Febrero de 2014, 09:18:21 pm »
Una pasada de viaje Iñaki, ma gustao musssoo, musssoo.
Gracias por compartir compa  ok5

Desconectado Tinosyn

  • Señor Motero
  • ****
  • Mensajes: 2852
    • Mis Fotos
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #8 en: 03 de Febrero de 2014, 11:54:29 pm »
Muchas gracias por compartir este precioso viaje.  411744 411744

Desconectado Ragazzo

  • Señor Motero
  • ****
  • Mensajes: 1608
  • la vita e bella
Re:VIAJE EN SOLITARIO POR PORTUGAL
« Respuesta #9 en: 04 de Febrero de 2014, 02:44:43 am »
Una pasada de viaje yo que soy un enamorado de Portugal tomó nota Gracies por compartir


Gelande Strasse