Por favor ingresa o regístrate. 23 de Septiembre de 2018, 06:21:16 am

Autor Tema: De verde a verde: Asturias-Sierra de Grazalema (Cádiz)  (Leído 2778 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Rous

  • En rodaje
  • **
  • Mensajes: 46
  • la felicidad es cosa de dos...ruedas
De verde a verde: Asturias-Sierra de Grazalema (Cádiz)
« en: 04 de Mayo de 2015, 06:06:18 pm »
Día 1. Avilés – Lucillos (Toledo)

A medida que pasan los años, cuando llegan las vacaciones cada vez hay que tener en cuenta más variables: permisos laborales (con suerte, ahora incluso con mucha suerte), salud (cosas del desgaste) y ¡cómo no! el consabido pronóstico meteorológico, sobre todo cuando se trata, como en este caso, de cruzar la península de cabo a rabo y además en Semana Santa, no por lo de santa sino por lo de inestable, que marzo o abril no son para tenerlas todas consigo. Y ya no digamos si la opción de transporte es, con la fama de locos que nos acompaña, nuestra preciosa GS con casi un añito de vida.

El primero se resolvió adecuadamente y sin llegar a las manos, algo siempre recomendable. El siguiente, con algún apaño de última hora porque aunque luzcamos lindos, que dirían los sudamericanos, ya va siendo algo inevitable. Y el último, ¡tatatachínnnnnnnnn!, no se lo creían ni los hombres y mujeres del tiempo, que mirando tanto sol inundando el mapa día sí, día también, abrían los ojos cual emoticono de wasap.

Así que, visto lo visto, nos pusimos las canas y las ganas por montera ¡y de nuevo rumbo a nuestra querida Andalucía! La Sierra de Grazalema, en Cádiz, era el destino de esta nueva incursión, aprovechando el hermanamiento norte-sur que ha aplaudido media España este año en los cines…

http://i60.tinypic.com/wqpowm.jpg[/img]]

Bien abrigaditos porque por mucho pronóstico halagüeño Pajares es Pajares, nos pusimos en camino bien de mañana para llegar a descansar en esta primera etapa (sí, que ya avancé lo de las canas) por Talavera de la Reina.
La N-502 que elegimos nos recompensó en Ávila con tramos para disfrutar como el Puerto de Menga y el Puerto del Pico: carretera ancha, apenas tráfico (¡en Semana Santa!), curva tras curva…y claro, gran sonrisa tras el casco. No son tan espectaculares como los de nuestra tierra pero tienen mucho encanto.

En el puerto del Pico, ya en la sierra de Gredos, agudizamos la atención porque (y volvió a ocurrir) cruzan la carretera frecuentemente animales salvajes. Esta vez una cabra montés que impresiona ver saltando ágilmente por aquellos riscos a un metro de distancia. La temperatura ya había empezado a subir y mientras quitábamos capas de cebolla al atuendo motero agradecíamos el regalo divino tras el duro invierno de este año. De hecho al coronar este puerto hay una parada obligada por la maravillosa fuente que te da gratis agua de la mismísima sierra y por la cantidad de motos que siempre se dan cita allí. Algunas incluso hicimos balneario completo marcándonos una siestecilla…

http://i62.tinypic.com/2qb4wn6.jpg[/img]]

Llegamos a boxes, no en Talavera sino en Lucillos, un pueblín a pocos kilómetros, en el que encontramos una apañada casa rural donde nos hicieron sentir como en casa. El nombre no muy bien puesto porque a pesar de llamarse “Casa y Puchero” no daban cenas y tuvimos que alimentarnos a base de croqueta congelada en el único de los dos bares que había. Eso sí, lo de “casa” era cierto: los dueños encantadores. Antes de la croqueta decidimos asistir al concierto que daba la banda municipal (sí, cuatro casas y banda de música, ¡chapeau!) con más ganas que gloria en la iglesia del pueblo. Antes de comenzar nos pidieron una oración por las víctimas del accidente de avión de Germanwings, lo cual me emocionó profundamente.

http://i58.tinypic.com/fci90m.jpg[/img]]

Día 2. Lucillos - Córdoba

Después de un buen descanso y de recordar un poquito la ruta, nos pusimos en camino retomando la  N-502 hasta la siguiente parada: Córdoba nos esperaba de nuevo tras unos cuantos años.
Hubo momentos de este tramo en que los carteles anunciando “provincia de” asaltaban la carretera con tanta frecuencia que yo (por eso de aprovechar tantas horas de silencio) rellenaba mapas mudos de la geografía española mentalmente: Ávila, Toledo, Cáceres, Badajoz, Ciudad Real…Y falta me hace, porque es uno de mis puntos negros en el Trivial.

http://i62.tinypic.com/2uqhb2g.jpg[/img]]

Y llegamos a Córdoba guiados por algún duende porque el GPS no funcionaba, ya que el conector supuestamente universal que compramos por Internet ni era universal ni conectaba, así que su ayuda nos duraba una media hora, lo que tardaba la batería en descargarse. Pero como se ve que este viaje estaba bendecido por las fuerzas astrales, llegamos directos a nuestro hotel metiéndonos por la primera indicación que vimos de entrada a la ciudad.

El Hotel Córdoba Center es absolutamente perfecto para disfrutar de la ciudad abandonando el vehículo en el párking del mismo que, aunque no es barato, menos lo es encontrarte un día sin moto o con cualquier descalabro en ella. Reservando con antelación, como hicimos, tiene una estupenda calidad/precio y todas las cualidades que hacen un alojamiento recomendable: habitaciones grandes, camas cómodas, buen baño, limpieza, personal amable. Ah, y rodeado de cafeterías y restaurantes varios. En una de ellas (Sibarita Fusion) casi nos dan el bono de pensión completa, porque somos de los de “bueno conocido…”

http://i58.tinypic.com/28vermb.jpg[/img]]

Día 3. Córdoba

Al día siguiente nos esperaba de nuevo, La Mezquita. Me faltan palabras para describir la emoción que se siente al traspasar sus puertas. Realmente desprende una atmósfera especial, de recogimiento, de inmensidad… Y siempre, ahora más que nunca con la que está cayendo, di gracias porque ningún fanatismo, sea del signo que sea, decidiera no conservarla. Hay que verla. Indiscutiblemente.

http://i60.tinypic.com/13zqww3.jpg[/img]]

Que Córdoba es una de las ciudades más bonitas de España no lo digo yo, lo dicen todas las guías: el puente romano, el Alcázar de los Reyes Católicos…pero también sus estrechas calles del barrio de la Judería, sus plazoletas llenas de encanto y de vida. ¡Cinco estrellas! Un consejo: alejaos un poquito del recorrido más turístico y visitad la plaza del Potro, la del Cristo de los Faroles…

http://i58.tinypic.com/2rwuyrn.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/30rs8lx.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/73kkm0.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/2l8yvpx.jpg[/img]]

Y no dejéis de hacer un paseo nocturno. Lo merece.

http://i59.tinypic.com/34nk2zq.jpg[/img]]

Día 4. Córdoba – Villaluenga del Rosario (Cádiz)

Continuamos viaje por autopista hasta Écija. Y a partir de ahí por secundarias pasando por pueblos como Osuna, Olvera…La carretera muy bonita desde Almargen a Villaluenga: ancha, muy bien asfaltada y preciosa para andar en moto.
Y la temperatura subiendo… ¡oleeeeeee! Con uno de sus efectos indeseados: plagas de mosquitos estrellándose contra nuestra montura y nuestros cascos, los cuales debíamos limpiar en cada parada por pequeña que fuera.

http://i60.tinypic.com/hrkbw6.jpg[/img]]

A partir de Olvera ya se puede ver la preciosa Sierra de Grazalema al fondo, con sus pueblos coronando o abrazando la  montaña…
Y por fin llegamos a nuestro destino, Villaluenga del Rosario, uno de los pueblos blancos de esta sierra. Ni el más bello ni el más pintoresco, pero sí el más pequeño (400 habitantes) y el más alto (casi 900 m.) de todo Cádiz. Su estampa alargada pegada a la falda de la montaña que lo cobija, le ha dado el nombre de luenga, larga. Otro récord para su biografía es el de ser uno de los lugares más lluviosos de toda España, de ahí la similitud de colores con nuestra tierra que ha dado nombre a este relato.

http://i61.tinypic.com/2uiu9w6.jpg[/img]]

En él todo gira alrededor del producto estrella de la zona: el famoso y apreciadísimo queso payoyo, que debe su nombre a la cabra payoya con la que quise hacerme una foto a lo fan y que al final no logré. Del queso sí dimos cuenta y he de decir que está buenísimo. Pero su mejor logro no tiene precio ni envase posible, solo hay que ¡respirarlo! Parece que los pulmones de un asturiano industrializado no van a poder resistir un aire tan saludable… ¡qué maravilla! De ambas cosas me gustaría dejaros aquí una pequeña degustación, pero la revolución virtual aún está en pañales…en el siguiente diario ya se verá.

http://i59.tinypic.com/334rqqb.jpg[/img]]

Nos alojamos en una casa rural magníficamente rehabilitada, La Casa del Municipal, que para seguir con lo obvio de las denominaciones, es propiedad del único policía municipal que, aunque no debe tener mucha delincuencia por la zona vista la cantidad y amabilidad de los vecinos, se encarga de todo, pues hasta en las procesiones organizaba a los costaleros.

http://i60.tinypic.com/qq7es4.jpg[/img]]

Las estrechísimas y empinadas calles del pueblo hacían de cada salida y llegada una especie de ginkana. Así que cuando la dejábamos bien pegadita a una esquina al fondo de la calle respirábamos. La verdad que estamos encantados con ella: cómoda, se agarra a las curvas con una seguridad pasmosa y según dice el conductor, facilísima de llevar.

http://i59.tinypic.com/rw1jmf.jpg[/img]]

Día 5. Zahara de la Sierra y Grazalema

Al día siguiente decidimos hacer un plan escaso de kilómetros por todos los que llevábamos a la espalda, después de rellenar la despensa para empezar a ahorrar algo, ya que el comer fuera es lo que más destroza el presupuesto. Así que pertrechados de leche, arroz, huevos, pasta y la nunca bastante alabada salsa de tomate dimos por cerrado el capítulo avituallamiento y nos dispusimos a conocer algún pueblo cercano.

Y ahí empezó mi historia de amistad con un burro que vivía a las afueras. El primer día paramos la moto y le di pan. El segundo, le compré zanahorias. El tercero, ¡pena que no lo grabé!, en cuanto escuchó la moto empezó a rebuznar como un poseso. Imagino que tampoco es muy usual que las motos paren para darle medio kilo de zanahorias como quien no quiere la cosa, pero aun así quiero creer que había algo más que el puro interés…

http://i57.tinypic.com/jq6ucp.jpg[/img]]

A pocos kilómetros, Zahara de la Sierra, tiene la mejor estampa de todos los pueblos que visitamos. En un alto, sobre un embalse y coronada por un castillo.

http://i59.tinypic.com/22yddh.jpg[/img]]

Realmente hace honor a su nombre que significa “la flor de la sierra”. Bellísima.

http://i59.tinypic.com/hx15ps.jpg[/img]]

Dejamos la moto al comienzo del pueblo sabiendo la dificultad de circulación por las estrechas callejuelas en pendiente. Hicimos bien porque solo hay un pequeño aparcamiento antes de subir al castillo. Ya decían las guías que aunque costosa merece la pena. Y así es. Por eso mismo no paré de dar gracias de que estuviésemos en abril y no en agosto. Eso me lleva a hacer un reconocimiento internacional desde este humilde diario al inventor del pantalón de cremallera convertible en corto/largo, ya que nos permite conocer el patrimonio histórico-artístico sin demasiadas interjecciones hispano-árabes, ¡un hurra por él! En este viaje nos salvó la vida de nuevo.

http://i59.tinypic.com/25pkf8g.jpg[/img]]

http://i57.tinypic.com/2uikob4.jpg[/img]]

http://i59.tinypic.com/adnv5d.jpg[/img]]

Pueblos blancos, ¿o no?...

http://i61.tinypic.com/2cghbgl.jpg[/img]]

Antes de la siguiente visita, teníamos planeado comer en uno de los que nosotros llamamos restaurantes de cinco tenedores…Éste fue el elegido…

http://i57.tinypic.com/15pibkw.jpg[/img]]

Aquí degustamos un riquísimo bocata sintiéndonos los más afortunados del planeta: el alto del Puerto de las Palomas (1.357 m.) Nos había recomendado nuestro querido municipal que lo subiéramos en dirección a Grazalema ya que las vistas son espectaculares. Su nombre puede hacer referencia a la estratagema de que se valieron los cristianos para tomar el baluarte tan codiciado que era Zahara. Al parecer, todas las noches los árabes arrojaban piedras al precipicio y, si salían palomas volando, era señal de que los alrededores estaban tranquilos. Así que los cristianos intentaron la escalada de noche, bien provistos de palomas torcaces que soltaron para hacer creer que no se había turbado la calma. Chicos listos aquellos guerreros medievales.

Y a nuestra espalda, allí mismo, pudimos ver varios ejemplares del árbol que es endémico de esta zona y que constituye una auténtica reliquia de las glaciaciones: el pinsapo, una conífera muy parecida al abeto. Os lo presento: aquí Pinsapo, aquí lectores moteros…

http://i60.tinypic.com/j0l3l0.jpg[/img]]

Conocer esta sierra ha sido solo el comienzo. Hay  multitud de cosas interesantes que tuvimos que dejar para otra ocasión. Por ejemplo, caminar la Garganta Verde, un espectacular cañón labrado por el río Bocaleones, donde se asienta la mayor colonia de buitres de Andalucía. Y el bosque de pinsapos (pinsapar), una rareza tan protegida que hay que solicitar permiso para disfrutarlo. Y no hablo de las cuevas, paraíso de espeleólogos, porque soy claustrofóbica y solo de hablar de ello me sofoco…Consultadlo en Internet.
De nuevo nos subimos a la moto dejando atrás los planes forestales y montañeros,  y pusimos rumbo a Grazalema para redondear el día.

http://i60.tinypic.com/2gxgvb9.jpg[/img]]

http://i58.tinypic.com/1znr24w.jpg[/img]]

A media tarde Grazalema resplandecía con la luz del sol reverberando en sus fachadas blancas. Otra estampa distinta, pero preciosa. Esta sierra es un catálogo de asentamientos diversos en la montaña. En este caso, arropado en ella.
Vuelta a dejar la moto en la entrada, aunque esta vez no era tan complicado. Pero lo bonito es pasear, ¿no?

http://i58.tinypic.com/15yugwm.jpg[/img]]

La biblioteca pública municipal… El amor a la profesión siempre dejándose sentir en mi objetivo. ¿O pensasteis que era veterinaria…?

http://i61.tinypic.com/2rfaixl.jpg[/img]]

Este cartel estaba pegado en una puerta y me hizo mucha gracia porque sirve para ilustrar que no siempre es fácil entender al gaditano dada la continua utilización de la zeta. Aquí se les vio el plumero… Aprovecho para dejar constancia de que lo mejor de esta tierra es, sin duda, su gente: por su simpatía, sencillez, amabilidad, afabilidad, alegría. Realmente te enganchan.

http://i59.tinypic.com/334rqqb.jpg[/img]]

Día 6. Ronda

Al día siguiente, por fin, conoceríamos Ronda, que se nos resistió hace dos años porque estábamos a 100 kilómetros, era verano y la media rondaba los 38º. Decidimos posponerlo y no convertirnos en gambas de Huelva bien cociditas a la brasa de la moto.
Los primeros 15 kilómetros la carretera discurre por el Parque Natural en medio del bosque y es estrecha y mal asfaltada, en fin, una delicia para los sentidos pero no para la conducción. Pasado el cruce de Algodonales mejora mucho, ancha y con curvas guapas, aunque el paisaje ya pierde bastante…como la vida misma, raro es el lote completo.
Dejamos nuestra GS en una de las entradas de la muralla donde dio la casualidad (otra vez los astros) que estaba el restaurante en el que Fernando había planeado tapear siguiendo la recomendación de una revista.

http://i58.tinypic.com/i431ms.jpg[/img]]

Nada más atravesar la muralla te das cuenta del encanto tan especial que alberga. Pero, aunque es comprensible, hay excesivos negocios de hostelería y restauración. Es puro turismo con sus japoneses en tropel, sus calesas recorriendo las calles, sus camareros cantando el menú, las jarras de sangría a modo de reclamo en las mesas de las terrazas… ¿Qué queréis? Aun no estamos jubilados y debemos atenernos a las fechas multitudinarias...y al paso que van las cosas mejor no dejarlo por si no se da tal situación.

http://i58.tinypic.com/8zjuc7.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/2irruxc.jpg[/img]]

Sin duda, la atracción por excelencia es la impresionante vista del barranco sobre el que está asentada Ronda desde los alrededores del puente. Abstenerse vertiginosos…

http://i58.tinypic.com/vpj8sh.jpg[/img]]

http://i58.tinypic.com/1jug5j.jpg[/img]]

Y para los pudientes: el Parador se encuentra justito ahí, así que podríais dormiros pensando que os despeñáis por esos riscos además de disfrutar de sus comodidades (vale, vale, es una venganza, lo reconozco…)

En el capítulo compras, aunque para los moteros es un tema complicado dado el espacio disponible en las maletas, los artículos de piel están por todos lados y a  muy buen precio. La vecina Ubrique, aparte de por el diestro cantor, es famosa por ello, y la verdad que merecen la pena.

Hicimos un parón para comer al aire libre en el sitio que se reveló como una gran opción: De Locos Tapas. Alejado del bullicio del centro, en una terraza tranquila y degustando tapas de diseño de un vasco afincado allí. Ya sé que lo propio hubiera sido probar la cocina local, pero la recomendación nos metió el gusanillo en el cuerpo y la verdad que estaba todo riquísimo. Eso sí, como cualquier tapeo vasco, sale caro. Y haciendo honor a la verdad, los postres no están muy conseguidos. Eso sí, a pesar del nombre, el dueño es un tío encantador con el que estuvimos charlando ya que era la hora de cerrar (a las 4 de la tarde cierra la cocina) y no era en absoluto cuestionable, tal como pudimos comprobar. De loco, nada…prioriza su descanso a un poco más de ganancia. Seguro que algo tiene que ver la relajada filosofía de vida de esta maravillosa tierra. Yo creo que nos vendría muy bien un curso de lo que yo llamo “andalucismo” a más de un norteño estresado.

http://i62.tinypic.com/2zs0593.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/15re6b7.jpg[/img]]

Una comida ligera perfecta para un paseíto vespertino por los alrededores de la muralla y por las calles que comenzaban a llenarse de gente para presencia]r la procesión del día.
Entre ellos un destacamento de la Legión con sus físicos imponentes, posiblemente para formar parte activa en ella. A la cabra no la vi, pero imagino que en estos eventos la dejan en casa, ¿no?...Luego seguiremos hablando de procesiones.

[url]


http://i57.tinypic.com/wml5wh.jpg[/img]]

Todavía nos dio tiempo, cuando volvimos, a dar un paseo por Villaluenga que es realmente bonito.

http://i62.tinypic.com/e01jb4.jpg[/img]]

 Y verde… ¿o no?

http://i61.tinypic.com/142y5xi.jpg[/img]]

Día 7. San Pedro de Alcántara (Málaga)

Como suele ocurrir en los viajes, aprovechamos para saludar a un amigo que vive por allí. Ese fue el motivo para acercarnos a San Pedro de Alcántara, y hacer honor a la amistad nos recompensó con una de las rutas moteras con más fama de la península y que, confirmamos, está bien ganada.

Tomamos dirección Ronda hasta un cruce en el que aparece señalizada ya esta localidad malagueña. Carretera ancha, buen firme y una espectacular configuración para los amantes de las dos ruedas; apenas rectas en una sucesión casi continua de curvas a lo largo de ¡60 kilómetros! Por supuesto, ¡hasta arriba de moteros! El paisaje un poco lunar, todo roca y algún arbusto…pero ¡para qué mirar el paisaje con ese circuito!
 Desde lo alto de un puerto (a casi 1.000 metros) dicen que incluso se divisa el mar en los días despejados, pero no fue nuestro caso. No importa, que ya lo vemos bastante todo el año.

De vuelta a casa, unos kilómetros antes del cruce de Ronda, comimos en un restaurante al lado de la carretera absolutamente recomendable por lo bien que cocinan y por lo bien que te atienden. Al solecito, en la terraza, viendo pasar motos… ¡cuánto se sufre de vacaciones! Apuntad, “Venta El Navasillo”. Se ve muy bien porque tiene un amplio aparcamiento que comparte con otro restaurante.

http://i61.tinypic.com/9ienw3.jpg[/img]]

http://i62.tinypic.com/10xukus.jpg[/img]]

Cuando llegamos a Villaluenga nos avisaron de que en ese momento salía una procesión, así que ni corta ni perezosa, cámara en ristre, me dispuse a integrarme en la vida local. No así Fernando que me abandonó por los brazos de un tal Morfeo…
Sacaron dos pasos, a hombros, desde la iglesia hasta una ermita a las afueras. Además de atravesar todo el pueblo, los subieron por una cuesta que impresionaba y que tenía un nombre muy significativo: El Calvario. ¡Tela!, que dicen allí.

http://i57.tinypic.com/ehiv0j.jpg[/img]]

http://i60.tinypic.com/2e0vfk1.jpg[/img]]

Algunos de los costaleros tenían una edad venerable y, a pesar del esfuerzo evidente, no perdieron ni un solo momento la sonrisa. Emocionaba, la verdad.

http://i61.tinypic.com/ogm5b8.jpg[/img]]

Y nuestro municipal a todo… ya os lo había dicho. Un saludo desde aquí, Antonio…

http://i60.tinypic.com/2lc5hjq.jpg[/img]]

A la cabeza de la procesión iba un chaval que también sufría lo suyo con el peso de la cruz y la huella que ésta dejaba en su cuello, ya que hacía calor y aquello se alargaba bastante, de hecho duró unas dos horas. 

http://i60.tinypic.com/2d97fy1.jpg[/img]]

Por la profesionalidad con que ejercía su papel me tenía impresionada. De hecho, en un momento determinado, me pidió ayuda para adecuar su marcha a la del paso. Ahora para, ahora sigue... Total, que fue ganando confianza hasta que me aportó la anécdota del día.

En una de las paradas…

- “¿A ti te importaría zujetarme la crú un momento?”
-  ¿Puedo, a pesar de ser forastera?
- Po zí, que voy a wasapeá con un colega que ze ha ido a Jeré…

Y allí me quedé, con la cruz a cuestas, y cara de póker. Todo por mi nuevo amigo.
El problema empezó cuando el paso retomó la marcha y yo tuve que echar a andar…Mi cara debía ser todo un poema y clamé calladamente al cielo con estilo Almodóvar: ¿qué hace una motera como yo en un sitio como éste?
Hay patéticas pruebas de que todo fue rigurosamente cierto…

http://i57.tinypic.com/2465q1x.jpg[/img]]

Día 8. Olvera

El último día nos lo tomamos con mucha calma para afrontar la vuelta con dignidad. Olvera es uno de los pueblos que vislumbramos nada más llegar a esta sierra y la verdad que tiene una estampa espectacular, en un alto y coronado por el castillo y una imponente iglesia, pero luego no es ni de lejos tan bonito como los que ya habíamos visitado.

http://i62.tinypic.com/n6vy3a.jpg[/img]]

http://i59.tinypic.com/s3ndja.jpg[/img]]

Y como la vida es efímera, y las vacaciones mucho más…aquello tocaba a su fin.
Un último paseo por el precioso pueblo que nos albergó estos días y que de nuevo ha engrosado la admiración que sentimos por esta preciosa tierra andaluza.

http://i60.tinypic.com/2mreb6b.jpg[/img]]

Día 10. Villaluenga – Arévalo

Bien temprano nos pusimos en camino para hacer todos los kilómetros que pudiéramos repitiendo la ruta en sentido inverso.
Tuvimos un recuerdo para los meteorólogos que, sin que sirva de precedente, acertaron el pleno al quince. Un sol espectacular y una temperatura hecha a medida para andar en moto, ¿alguien da más?

Y aquí llega la foto que ilustra estos días de sol y verano anticipado… Kilo y medio de mosquitos coleccionados por toda España que harán las delicias de Fernando cuando tenga que ir a limpiarla.

http://i59.tinypic.com/1zsxs6.jpg[/img]]

Apurando un poco las fuerzas (unos 780 kms.) llegamos a dormir a Arévalo. En la Posada los Cinco Linajes, donde ya habíamos estado otra vez, nos dieron suite por habitación normal ya que estaba todo completo. Habitación principesca pero energúmenos colindantes que llenaron mis sueños con torturas de la santa inquisición. Yo era Torquemada… ¡País…!

http://i57.tinypic.com/2jawznb.jpg[/img]]

Día 11. Arévalo - Avilés

En total el cuentakilómetros marcaba 2.500 kilómetros. Es decir, unos 1.000 de ida y otros de vuelta, más 500 de excursiones.

Y llegamos sanos y salvos a casa, contentos y agradecidos con la vida que nos sigue permitiendo disfrutar de una afición que nos une más…si cabe.

¡Hasta la próxima!

http://i58.tinypic.com/dw8lki.jpg[/img]]

                                                    Fernando y Rous
                                                    Semana Santa, 2015


                                                            actores111
                                                         
                                                           
                                                           



















rous y fer

Desconectado Angel

  • K - 1200 - GT - El Aldeano
  • Piloto de Moto2
  • ******
  • Mensajes: 5104
  • Se humilde y no olvides tus raices
    • www.elperlindango.com
Re:De verde a verde: Asturias-Sierra de Grazalema (Cádiz)
« Respuesta #1 en: 26 de Agosto de 2015, 11:01:27 pm »
Muy chulo el paseo. 217382

Desconectado MolinaZara

  • En proyecto
  • *
  • Mensajes: 1
Re:De verde a verde: Asturias-Sierra de Grazalema (Cádiz)
« Respuesta #2 en: 03 de Mayo de 2016, 08:34:36 am »
Me ha encantado.
¿Para esta epoca del año es recomendable, o igual hace mucha calor?
Las rutas
rurales son lo maximo. Un saludo.

Desconectado Rous

  • En rodaje
  • **
  • Mensajes: 46
  • la felicidad es cosa de dos...ruedas
Re:De verde a verde: Asturias-Sierra de Grazalema (Cádiz)
« Respuesta #3 en: 03 de Mayo de 2016, 11:42:04 am »
Yo creo que todavía es buen momento...no tardes, que te achicharras. Me alegra que te gustara la crónica.  Hola Hola
rous y fer